El libro de la bruja

No hay nada más importante que cuidar la vida.

Nada.

Sostenerla, aunque duela.

No dejar a nadie solo, a nadie, en su tristeza, en su enfermedad, en su incertidumbre, en su oscura noche del alma.
Eso es amor.
Quedarnos cuando alguien lo ha perdido todo, es amor.

Apoyarnos con la ternura, con la luz, con la fuerza inmensa que albergamos en nuestro interior es amor.

Alzar la voz, poner el corazón, ofrecer las manos.
Eso es amor.

Cuidar la vida es cuidar la muerte.

Solo así honramos el camino de la vida, el trabajo imprescindible de la gente.
Porque la vida es sagrada. Cada latido, cada mirada, cada alma lo es. Sin amor estamos perdidos.
Así que… ¡Amen!

Y el resto vendrá.

xxx

Acompaño a mujeres conscientes a vivir su maternidad con plenitud y ligereza:  Maternidad Luminosa

Mujer Medicina/ Facilito procesos a nivel personal, grupal, organizacional y sociopolítico (mi perfil en Linkedin).

xxx

Descarga el libro “Un despertar: viaje iniciático a Machu Picchu” aquí: Mi viaje iniciático a Machu Picchu o lee el libro por capítulos aquí. 

xxx

Textos de una vida pasada:

El gran problema desapercibido

No lloraríamos todas las vidas

Columnista en Nómada

¿Por qué Obama fue a Estonia?

Autora de la imágen es Dori Romera.